Ejes de Acción

Medios de vida desde el enfoque de la sostenibilidad de la vida de la economía feminista
Pretendemos contribuir a una sociedad donde las personas deben disfrutar de una vida que merezca la pena ser vivida. Se entiende que el trabajo realizado no puede perjudicar a las generaciones futuras.
Para esto, se propone que para el sostenimiento de la vida en todo su conjunto se debe de tener en cuenta el medio ambiente, la sociedad en la cual se convive y una economía que contribuya al bienestar de todas las personas y del planeta y no a un grupo en específico.

Relaciones de género desde la ética feminista
Reconocemos que las diferencias construidas socialmente en base al sexo, el género, la orientación sexual e identidad de las personas generan desigualdades y reproducen violencias, por ello, se fomenta la crítica, la reflexión y la transformación de creencias y prácticas hegemónicas.  
Nuestro trabajo adopta el principio feminista lo personal es político, y el interés pedagógico de deconstruir las opresiones y reconstruir liberaciones como horizonte para la (re)construcción de formas no violentas de ser, estar, sentir y relacionarnos con nosotras mismas, las demás personas y el entorno.

Educación como práctica de la libertad
Fomentamos una educación desde la praxis de la educación popular que fomente la construcción de personas felices con conciencia crítica y participación política para la transformación social.  Fomentamos una pedagogía de la justicia social que apoye la liberación de las
y los oprimidos; y elimine situaciones de injusticia. Uno de nuestros principales ejes son el fomento de la educación popular como el único paradigma pedagógico valido para la construcción de una cultura de paz. Y la educación para la paz como herramienta que contribuya a la eliminación de todas las formas de violencia.

Investigación para la transformación
Entendemos que el proceso sistemático e intencionado de producción de conocimiento colectivo es importante para mejorar la práctica, por ello reconocemos los planteamientos de la educación popular para la producción colectiva de conocimientos: partir de la práctica, teorizar sobre ella y 
volver a la práctica para transformarla. La posibilidad de compartir, pensar y retroalimentar experiencias, metodologías y estrategias es vital para el fortalecimiento de nuestro quehacer, tejer redes y articular acciones con otras iniciativas que busquen construir una cultura de paz.